Homenajearon al editor Manuel Gleizer

Fotos: Bernardo Rojkin

En el marco de los festejos por el 128° aniversario de Villa Crespo, que duran todo el mes, la Junta Historiadora Barrial recordó este domingo en Av.Corrientes y Scalabrini Ortiz al vecino que supo destacarse por su aporte cultural durante el siglo pasado (murió en 1966). Allí se colocó un cartel simbólico, pero más adelante pondrán una placa conmemorando el día de su nacimiento, el 5 de junio de 1889.

María Valentina Gleizer, sobrina nieta del homenajeado, le contó a VCN cómo empezó la historia de esta valiosa personalidad: “Vino de un pueblo, que hoy sería parte de Rumania, a los 12 años de edad, en 1901. Primero se instaló en Entre Ríos, en una colonia de los gauchos judíos, y en 1918 llegó a Villa Crespo. Para pagar deudas, se encontró con unos libros usados y se los puso a vender. Después abrió una librería, La Cultura, donde recibía a grandes escritores”.

En efecto, el lugar funcionó en las antiguas calles Triunvirato y Canning, hoy Av. Corrientes y Scalabrini Ortiz, por eso allí se hizo el homenaje. Además, en el edificio de enfrente, justo sobre la galería La Galecor, Gleizer vivió parte de su vida. En 1922 inauguró un sello editorial pionero en el país. Fue uno de los primeros editores que ideó un oficio y un negocio: seleccionar obras, financiarlas y comercializarlas.

En medio de la charla, María comentó que “la historia es muy importante, sobre todo para los nietos de inmigrantes”. Sobre la actualidad de los libros, opinó: “Gleizer nació y murió pobre, pienso que no le gustaría nada cómo está el negocio editorial hoy”.

El Presidente de la Junta Historiadora Barrial, Hugo Osvaldo Tornese, explicó en pocas palabras los motivos del reconocimiento: “Aportó mucho a la literatura argentina, fomentando los máximos escritos del país. A nivel villacrespense, promocionó obras de grandes autores, como Leopoldo Marechal, y Borges, a nivel nacional, quien iba a menudo a su librería”.

En cuanto a la vida bohemia, afirmó que “hay un patrón y una característica histórica en Villa Crespo, por su aporte cultural”. Sobre eso, el experto comentó que en el barrio abundan “hombres y mujeres de la literatura, la música y la pintura”, y agregó: “Es un manantial de artistas”.

María Valentina Gleizer, Hugo Osvaldo Tornese y Leandro Lutzky.
María Valentina Gleizer, Hugo Osvaldo Tornese y Leandro Lutzky.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Videos