“Llegar a la final no alcanza, el objetivo es campeonar”

Por Jonatan Menguez – @jony_bohe

La definición perdida quedó atrás. Si bien aún persiste el dolor de haber estado tan cerca del ascenso, el mundo Atlanta ya mira hacia adelante y renueva los aires. Ese cambio trajo como director técnico, tras la salida de Aníbal Biggeri, a Fernando Ruiz, de pasado bohemio como jugador. El flamante DT habló con Villa Crespo Noticias sobre su experiencia vistiendo la auriazul en la temporada 1995/96 y el desafío que tiene por delante, esta vez, con el buzo y desde el banco.

¿Qué recuerdos tenés de tu paso por Atlanta luego del ascenso en el ‘95?

Tenía 24 años cuando llegué, era mi primera salida de Armenio y un verdadero desafío: integrar un lindo equipo en una categoría superior. No es fácil cuando uno llega a un plantel campeón como refuerzo. Los recuerdos son muy lindos porque fue una gran temporada. En el primer semestre tuvimos la posibilidad de pelear el campeonato hasta el final, en el segundo hubo altibajos, pero fue una hermosa experiencia.

Había un gran equipo.

Ahí conocí muchos jugadores de trayectoria con los cuales aún hoy sigo teniendo diálogo y eso es lo más lindo que te da el fútbol. Era un equipo bárbaro: Pepe Castro, Bonnet, Cristian Castillo, Campi en el arco, Smaldone, Marabotto y Macia. Hoy la mayoría son entrenadores y cada vez que vamos a hacer un amistoso nos vamos cruzando.

En aquella temporada, Fernando Ruiz jugó 13 partidos y convirtió un gol. Pasados casi 20 años de ese momento, el desafío es otro. Como técnico, trabajó cuatro años en Deportivo Armenio, consiguiendo, en general, buenos resultados. También pasó por Español, Estudiantes de Buenos Aires y Flandria. Pero su experiencia reciente sin dudas es la más importante: consiguió el ascenso a la B Nacional dirigiendo a Almagro, a través del reducido en el cual eliminó a Atlanta, a fines de 2015. Ya en la segunda categoría, cumplió una campaña que dejó al Tricolor sin problemas con el descenso.

¿Pensás traer jugadores de Almagro o Armenio?

Hay varios jugadores de mi preferencia, ya lo hemos charlado con los dirigentes, pero hay que esperar a que se resuelva la situación de los que integran el plantel y en base a eso ir mechando de a poquito los lugares que queremos. Estamos constantemente con ofrecimientos, viendo videos con imágenes de jugadores como para tener bien claro lo que vamos a hacer y pedir.

Por lo que pudiste ver hasta ahora, ¿qué puestos crees que son los más importantes a reforzar?

Todavía estamos definiendo la lista de los que van a seguir, pero sin dudas el primer lugar importante a reforzar va a ser el arco porque Losada vuelve a Estudiantes. Hay que ver lo que sucede con Mancinelli, con quien estoy hablando en estos días. Es un jugador que tiene alternativas importantes como para seguir creciendo en su carrera pero uno no pierde la esperanza de que pueda quedarse. Más allá de eso, no depende tanto de nosotros, es una cuestión de las propuestas que Lucas tenga. Creo que hay que reforzar todas las líneas, la idea es armar algo bien competitivo pensando en la idea que nosotros tenemos. Es una división muy difícil y hay que mechar entre solidez y juego como para poder hacer un equipo competitivo. Lo más seguro de la temporada, sin saber cómo se va a jugar, es que va a ser larga.

A la hora de firmar el contrato, ¿cuál es el plan que definieron desde ambas partes?

El objetivo es único, lo que se viene negando: Atlanta pretende conseguir el ascenso y nosotros bajamos de categoría por el simple hecho de que el que nos llamó fue, justamente, Atlanta. El objetivo es campeonar, entonces desde ese lado no hubo mucha discusión en cuanto a proponernos las metas. Tenemos que ser competitivos durante todo el año y tener las chances al final como se tuvieron en este semestre y obviamente conseguirlo, porque realmente llegar hasta ahí no alcanza.

Fue duro perder la final de esa manera…

Yo digo que el dolor en algún punto sirve y los golpes tienen que usarse para levantar la guardia, tomar impulso y seguir trabajando por lo mismo. Que Atlanta haya estado tan cerca en dos temporadas de conseguir el ascenso habla del trabajo que se viene haciendo. Ese trabajo hay que mantenerlo, mejorar lo que tendremos que mejorar, pero no es fácil estar a lo largo de varias temporadas en los primeros puestos. Lo que hay que buscar es ver dónde está el por qué y allí trabajar para poder conseguir el logro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Videos