Camila Rodríguez: “Villa Crespo mete Presidente”

Por Leandro Lutzky – @LeanLutzky

Es una de las dirigentes reelectas por el Frente Para la Victoria en la Comuna 15, vive en Chacarita, fue profesora de literatura, tiene 38 años y un hijo de 14 que va a una escuela secundaria por la zona. En la segunda parte de la entrevista que mantuvo con Villa Crespo Noticias, Rodríguez contó particularidades de su trabajo, dio su opinión de cara al balotaje y hasta bromeó por lo usual que es su apellido: “Por eso mi cuenta de twitter es @otrarodriguez.

Bueno, Camila Rodríguez, ¿ese es tu nombre completo?

-Tengo un segundo nombre, que es Febe, pero es tan raro que parece un apellido. Hubo gente que me dijo: “Yo busqué a Febe en las boletas y no la encontré”. Ahí dije: “¡No! Soy Camila Rodríguez”. En mi página de Facebook también aparezco así, solamente, pero Febe es un nombre que quiero mucho, por mi abuela, y por la canción que dice “Febo asoma…”.

¿Cómo te definís?

-No soy una persona solemne, soy una tipa que valora mucho el humor, sobre todo para reflexionar. Me gusta mucho lo que hago, laburo porque es una oportunidad única, la de ser comunera, es algo nuevo. A pesar de las barreras del macrismo, la idea es que nuestra representación tenga un correlato con la realidad de la gente.

¿Cuáles son los principales conflictos del barrio?

Tenemos muchísimos problemas habitacionales en la Comuna 15, pero en Villa Crespo hay una clara destrucción del patrimonio arquitectónico, eso se dio mucho con la cuestión de los outlets. Ahora parece que todo es Palermo, hay mucha especulación inmobiliaria. En general, la comuna tiene un problema de integración, por eso presenté la idea de hacer un corredor urbano que integre los barrios, para correr y hacer deporte. Otro gran tema es el del medio ambiente y la falta de información, yo estoy trabajando en una campaña de reciclaje y recuperación de residuos electrónicos.

Tengo que ponerte un freno, Green Peace denuncia hace varios años que el proyecto de Ley de Basura Electrónica perdió estado parlamentario en el 2012 porque la Cámara de Diputados, donde el Frente Para la Victoria tenía mayoría, nunca la trató.

-Mirá, en el tema ambiental falta muchísimo, en el país y en la Ciudad. Recordemos que cuando el macrismo era oposición se sancionó la Ley de Basura Cero, pero nada de eso se cumplió durante su gestión.

Si bien tenés el Parque Centenario en el límite con Caballito, y el Parque Los Andes en el margen con Chacarita, hay pocos espacios verdes en Villa Crespo. ¿Hay forma de ver plazas nuevas?

-Sí, en Paternal sucede lo mismo. Una posible solución es que el Estado expropie terrenos abandonados y los ceda para la construcción de plazoletas. Estos terrenos, por lo general privados, tienen dos destinos: o terminan vendidos, con especulación inmobiliaria mediante, o se transforman en espacios públicos.

¿Cuánto falta para que la estación “Chacarita”, del tren San Martín, se llame “Villa Crespo”?

-Sólo falta que se apruebe en Senadores (el FPV mantiene su mayoría), ya se aprobó en la Cámara de Diputados. Es una experiencia buenísima, el proyecto del cambio de nombre se hizo con la Junta Histórica de Villa Crespo y el Club Atlético Atlanta. Esta ley tuvo que empujarse mucho, por suerte en el Congreso se engancharon con el sentido histórico de la propuesta para el barrio.

Lanata banalizó el proyecto de ley en su programa, Periodismo Para Todos.

-Sí, pero igualmente recibimos el apoyo de un montón de vecinos. Lo que él no sabe es que esta no fue una idea nuestra, que cayó de la nada. Era un reclamo histórico, cultural, nosotros solo hicimos el acercamiento del proyecto a Juan Cabandié, quien le dio su curso. Tiene que ver con la identidad.

Dentro de la Comuna 15, ¿hay alguna política que consideres positiva del PRO?

(Silencio)

Alguna tiene que haber.

-Sí, se embellecieron algunas plazas, el metrobús es útil y se terminó la obra del Maldonado, que es muy importante. Pero, la verdad que no hay más.

¿Qué acciones destacás de la gobernación provincial de Daniel Scioli?

-En realidad destaco que Daniel siguió la línea del proyecto nacional, pero me quedo con la Ley de Fertilización Asistida. La discusión no gira en torno a Macri o Scioli, en realidad el balotaje se trata del modelo de país que queremos tener. Creo que Daniel hizo cosas por la salud pública, puedo asegurarte que Macri no hizo nada por eso, el hospital de Lugano habla por sí solo. El macrismo votó en contra de la Ley de Trata y hasta de que las universidades sean gratuitas en todos sus niveles.

¿Cuáles son tus expectativas de cara al balotaje?

Acordate, Villa Crespo mete presidente. ¿Vos te imaginás la concentración de poder que sería si el macrismo, gobernando la Ciudad, la provincia y el país, tuviese las tres policías y los tres bancos?

Aunque Daniel Scioli haya nacido en Villa Crespo, en primera vuelta Macri lo superó por casi 20 puntos dentro de la comuna. Más allá de las clásicas resistencias hacia el peronismo por parte del electorado porteño, ¿a qué se debe semejante diferencia?

-Yo creo que se jugó muy fuerte a la antipolítica, y eso es algo que desde la dictadura hasta hoy se ha instalado. Ahora parece que la política es un ente ajeno a la vida cotidiana, que si aparece en una charla de bar, las medialunas vuelan por los aires y todo se torna agresivo. Eso caló fuerte también en los vecinos, hay mucha invisibilización de las ideas de gobierno. Nunca hubo tantas diferencias marcadas entre dos proyectos, aunque siempre estén los que digan que son lo mismo, pero aquella es una idea perezosa.

¿Eso fue un saludo para la izquierda?

-Sí, un besito a los compañeros. Hay un flyer que dice: “Sabe perfectamente la diferencia entre un trotskista, leninista y post-marxista, pero no sabe la diferencia entre Macri y Scioli”.

Muchos dirigentes del FPV están teniendo un rol cuestionable, con mucha crispación interna. ¿Creés que las movidas vecinales pueden modificar las cifras de las encuestas a pesar del clima adverso?

-Sin lugar a dudas, la elección se va a ganar por ahí, con el boca a boca. Ya no pasa por decir, “bueno, yo banco a este modelo”. ¡No! Esto es mi vida, es nuestro, son derechos adquiridos. También quiero hacer un llamado de atención a la comunidad judía de Villa Crespo: estaría bueno que se fijen qué dirigentes comunitarios están con el PRO, como Beraja, y cuál fue el rol de AMIA y DAIA en la campaña macrista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Videos